viernes, 17 de julio de 2015

9 DATOS BÁSICOS SOBRE LA SEXUALIDAD FEMENINA


WomanSexuality
Cuando a los hombres nos hablan de la sexualidad femenina, siempre nos consiguen con reacciones mezcladas: Unos creen saber cómo funciona todo basándose nada más en los mitos populares -esos mismos que dicen que nosotros solo queremos ver un partido de fútbol y tomar cerveza- , otros creen que es igual que los hombres y ya, que todo eso de “diferencia de género” cuando se trata de la sexualidad, es una mentira, y el resto de los hombres de verdad no tienen la más mínima idea.
¡Tranquilos Tipos Serios por ahí! Nosotros vamos a tratar de aclarar el panorama, por eso tenemos para ti 9 cosas que debes saber sobre la sexualidad femenina. ¡Atención!

1. La sexualidad de las mujeres es culturalmente relativa: Hace años, si una mujer amaba el sexo, entonces se consideraba que estaba enferma de la cabeza. Ahora, si una mujer no ama el sexo, entonces se le dice que tiene una enfermedad. No hemos terminado de entender la sexualidad femenina.
2. Preocupa más verse deseables, que “desear”: Esto es culpa de la sociedad moderna y cómo ha afectado el autoestima de las mujeres. Pasan más tiempo viéndose bien que sintiéndose bien, arreglándose para parecer que tienen sexo, en vez de tenerlo de verdad. No es que esté mal querer verse bien, pero sí está mal preocuparse por pretender algo, en vez de serlo.
3. Expectativas de comedia romántica: La monogamía prolongada no es un cuento de hadas, lo que sí es una fantasía es pensar que ella conlleva un deseo sexual interminable. A medida que las personas van creciendo y envejeciendo, el deseo sexual se vuelve menor, pero eso no significa que no se pueda trabajar para mantener la pasión viva.
4. Es normal que algunas mujeres puedan tener un libido bajo: Ahora pensamos que las mujeres que tienen un deseo sexual bajo, tienen un desorden mental o algo por el estilo. Lo que olvidamos es que este es el estado natural de muchas mujeres. No todas tienen que estar en la búsqueda permanente del placer sexual.
5. El mito del matrimonio sin sexo: También existe la creencia de que una vez que se casan, dejarán de tener sexo, tanto así que hay una “cifra oficial” para considerar a un matrimonio, uno falto de sexo (la cifra es 10 veces o menos en un año). Lo que ocurre de verdad es el ajetreo que implica “hacer una vida” con una persona a veces nos distrae del deseo sexual. Y no hay nada malo en eso, solo hay que tratar de no perder el interés sexual.
6. Los picos del deseo sexual: Durante la vida de una mujer -y un hombre también-, hay altos y bajos en cuanto al deseo sexual se refiere, y en esto influyen muchos factores (hasta la enfermedad de uno mismo o su pareja). A veces una mujer puede encontrarse en su mejor momento sexual, cuando está mayor y se siente completamente cómoda consigo y su vida. Lo que sí es cierto es que puede ocurrir en cualquier momento.
7. Ser madre Vs. La pareja deseada: Volviendo al tema del matrimonio, muchas mujeres después de tener hijos ven afectado su deseo sexual, y una de las causas es el conflicto que les genera ser la madre ejemplo, versus seguir siendo esa mujer plena y deseada que su pareja espera en la cama.
8. El Viagra rosado: No existe aún una píldora que ayude a incrementar el deseo sexual femenino, básicamente porque aún no terminamos de entender la sexualidad femenina.
9. La sexualidad femenina sigue siendo relativamente incomprendida: ¿Está mal? No, porque ellas pueden seguir explorando y conociéndose, y poder entonces alcanzar el punto en que se sientan cómodas con su cuerpo y su deseo sexual. Y mientras ellas estén cómodas, nosotros estamos bien con eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada